Ricardo Galli, de software libre

Enero 28, 2008

Sociedades vivibles

Guardado en: política — gallir @ 3:13 am
Tags: solidaridad social

En mis comienzos con el software libre no comprendía muy bien la ética subyacente -era un simple linuxero que venía del mundo Unix-, de hecho me caía bastante mal Richard Stallman. Eran los típicos prejuicios fruto de la ignorancia y de dejarte convencer por tantas historiass urbanas sobre el comportamiento “público” -repetido en plan “tomate”- de la persona.

Pero cuando lo ví por primera vez en directo -creo que fue en Girona- dijo una frase de esas que te hace cambiar radicalmente la perspectiva. En este caso tuvo un impacto fuerte y directo sobre precepción de la persona -no tengo dudas que es una filósofo fundamental de nuestra época- y de mi visión del software del software libre -aunque mis ímpetus evangelistas ya no son los mismos, prefiero hacer lo que pueda y dejar de explicarlo a los demás, que stallmanes en este mundo hay muy pocos -.

Pero esa frase con el tiempo está teniendo efectos más importantes que sólo en el software, nos afecta -a mí y mi familia— de forma mucha más profunda y radical:.

Por ejemplo, todos en mi familia nos atendemos exclusivamente por la seguridad social y mis hijas van a escuela pública (aunque debo solucionar el problema del bajo nivel de inglés, que si lo aplazo terminarán hablando como el padre, o Aznar). No es que no pueda pagarlo [1] -de hecho tengo un seguro privado adicional que nunca usé-, es que estoy convencido que no hacerlo es un acto insolidario muy importante.

[1] Los seguros médicos privados en España son muy baratos -comparado con otros países no europeos- porque por detrás hay una seguridad social muy potente que se hace cargo de los casos complejos y caros que serían imposible cubrirlos por un seguro privado sin tener cuotas elevadísimas, es lo que los economistas llaman un “mercado de limones y melocotones” pero donde no se sabe con precisión cuál es el melocotón, como el mercado de los coches de ocasión.

Esa frase de Stallman es más o menos así (la repite casi en todas las conferencias, recomiendo escucharlo atentamente cuando dice eso y cómo lo dice):

La diferencia entre una sociedad vivible y otra que no lo sea es el nivel de solidaridad de la sociedad, ese deseo de ayudar al prójimo… Destruir o atacar esos principios es envenenar la savia fundamental que nos distingue de la jungla.

Esa frase más elaborada y reflexionada, sobre todo si tenéis oportunidad de conversar con Stallman, lleva a otros temas de “solidaridad” fundamentales que ya hablé en mi viejo blog, como que la educación pública es heredera del primer gran acto solidario de los modernos estados europeos: las bibliotecas públicas.

Exactamente el mismo nivel de solidaridad social -quizás más importante- es el que practicamos con el seguridad social universal. Estos dos, la educación y salud que asegura la sociedad a todos sus miembros tiene unos efectos impresionantes que mucha veces los “españolitos” que no han vivido fuera de europa no pueden percibir en su totalidad.

Viví la mitad de mi vida en Argentina, la otra mitad -o casi- en España. Aunque cuando vivía en Argentina sí existía una especie de “seguridad social”, esta no era universal, estaba administrada por los sindicatos, que en general usaban esa enorme cantidad de dinero para otras cosas, y administraron muy mal lo que debía ser el objetivo fundamental (creo que quebraron la inmensa mayoría, con la “ayuda” que les dió Menem).

El hecho de estar siempre con la duda de qué vas a hacer si a tí o a un familiar -especialmente tus hijos- necesita de atención médica importante crea un agobio e incertidumbre muy importante. Hasta yo que era muy jóven me sentía un poco acojonado de tener problemas de salud y no tener el dinero para pagarla.

Todo esa incertidumbre se acabó inmediatamente cuando vine a vivir a España. Y ahora que soy padre me doy cuenta que me han sacado un enorme peso de encima, que puedo dormir tranquilo sabiendo que mis hijas tendrán la mejor atención médica disponible si les hace falta -vale, quizás no la mejor “hostelería”- y que yo no debo pensar un segundo en ese tema. Es así y punto, tendrás lo médicos y medicinas que necesites, aunque seas un “limón”.

Eso sólo pasa en muy pocos países, en general europeos o algunos países asiáticos -y dicen las “malas lenguas” :-)- que también en Cuba.

Cuando veo a mis amigos, casados y con hijos, que viven en Argentina, Bolivia o incluso EEUU siempre me cuentan el esfuerzo descomunal que hacen para intentar asegurar lo mismo para sus hijos, y no creo que lo consigan a pesar de todo.

Por eso creo y estoy convencido de que hay determinadas cosas que deben ser resultado de la solidaridad y que no dependan del dinero disponible de las personas. Es también un acto egoista, al final estamos pagando entre todos para tener una sociedad más vivible.

¿A qué viene este rollo de madrugada?

A que hace un par de horas leí A President Like My Father, [vía] de Caroline Kennedy, hija de JFK. Es una carta de apoyo a Barack Obama.

Me llamó la atención dos cosas. La primera, que no me gustó demasiado, es la típica soflama norteamericana de buscar el gran líder que recupere el orgullo y sueño americano. Pero hay otra, casi secundaria pero quizás más relevante. Da por hecho que cualquiera de los candidatos demócratas cumpliría con las promesas de empezar la instauración de un sistema de seguridad social similar al europeo -quizás tímido, pero por algo se empieza-.

La verdad es que me causó una alegría que se amplió mientras estaba sentado en el W.C. justo antes de venir a escribir este apunte. Quizás se esté produciendo un cambio muy importante en la política norteamericana, quizás se hayan dado cuenta después de dos siglos que necesitan que el país sea “vivible” además de ser potencia mundial, y que hay cosas que el capitalismo salvaje no puede brindar por sí mismo, como asegurar esa solidaridad social mínima indispensable.

Digo importante porque eso afectará enormemente a otros países de la esfera -sobre todo latinoamericana- que suelen tomer como modelo las peores cosas de los norteamericanos -olvidándose de también adoptar las “mejores”-

Pero también me alegra por puro egoismo. Cuando la gente tiene menos agobios y preocupaciones es menor la probabilidad de que cojan armas para romper a tiros la cabeza de sus vecinos… o de gente de otros países.

Quién sabe, quizás se obsesionen menos por ser la gran potencia militar. Países como los nórdicos ya lo han demostrado, y me parece que Europa en este sentido es un ejemplo abrumador, donde ni los políticos más conservadores -la mayoría- se atreven a ir frontalmente contra “la savia fundamental que nos diferencia de la jungla”.

PS: Creo que la diferencia de desarrollo entre países puede ser perfectamente medible por el grado de solidaridad institucionalizado, y que mientras más avancemos y nuestras sociedades sean más complejas y variadas necesitamos ampliar o elevar esos “grados de solidaridad”. Nunca había pensado en estos términos hasta escuchar a Stallman en directo.

27 Comentarios »

  1. http://www.elpais.com/articulo/panorama/pasa/Hillary/elpepusocdgm/20080127elpdmgpan_6/Tes/

    Me ha venido a la mente este artículo que justo leí antes de tu post, precisamente sobre el particular esfuerzo de Hillary Clinton por implantar un sistema de seguridad social universal, objetivo que no es nuevo en ella, sino que ya persiguió como senadora. No sé si las intenciones de Obama o su programa inciden en el tema de igual manera; tampoco sé si la autora de la columna está de alguna manera inclinada hacia Hillary, pero creo que es una interesante lectura de todos modos.

    Comentario por Lucia — Enero 28, 2008 @ 3:55 am

  2. Estoy bastante de acuerdo con lo que dices en el post.

    Algo Off-topic, en el caso del artículo de la Kennedy, yo también lo leí esta mañana y mi percepción es totalmente negativa. Se le atribuyen a Obama méritos que difícilmente merece. Su plan de Seguridad Social es el peor de los tres demócratas (para empezar, no es universal) y su discurso sobre la necesaria unión de todos no hace más que contraponerse a la anterior percepción mediática de que Hilary era “divisiva”. Otro tema que me resulta poco atractivo del candidato es su “conversión” religiosa: se produjo cuando más le convenía para sus intereses políticos… Con eso no digo que me guste Clinton: mi favorito Edwars tiene casi nulas posibilidades.

    En el lado republicano, vaya nivelón (!?). Al final va a estar entre McCain y Romney. Este último está forrado, aunque el ser mormón y un veleta le resta credibilidad. McCain podría poner en serios apuros a cualquier demócrata. Una victoria republicana puede tirar los suelos cualquier atisbo de incrementar el grado de solidaridad (Creen en el mito de que bajar los impuestos sube la recaudación, debido a la mayor actividad económica que estimula: eso ha ocurrido cuando se bajaron impuestos en época de bonanza, pero nunca funcionó en época de recesión, es decir no hay causación necesaria. Incluso Reagan tuvo que aumentar los impuestos en el 83!)

    PS: Rajoy defiende lo mismo en su programa: inocente!

    Comentario por Mankel — Enero 28, 2008 @ 5:31 am

  3. Soy español expatriado en USA y solo llevo un año, y nunca me volvere a quejar de la Seguridad Social española. NUNCA.
    Es muy triste ver las colectas de fondos (en la oficina, en la puerta de un supermercado,..) para gente con problemas medicos que sus seguros no cubren, y son cosas tan normales como dialisis (caso del suegro de una compañera). Pues aqui la gente muere por no tener dinero para tratamientos “tan costosos” como este. Hoy en España nadie muere por esto.
    Vas conociendo gente y te cuentan: familias que se han arruinado, por que el abuelo tuvo un cancer muy largo (destinaron el fondo de estudios de tres nietos y rehipotecaron la casa para pagar el tratamiento del abuelo).
    Tambien esta el tema del sistema de pesiones publico, que no existe como en España. Aqui es muy normal ver ancianos trabajando en supermercados y sitios de comida rapida. He visto cajeros de muy avanzada edad que usaban el andador para salir a comprobarte un precio.
    Solo un dato: una brecha en la cabeza de 4 puntos cuesta 600 dolares.

    Un saludo desde el frio Buffalo, NY
    Jesus

    Comentario por Jesus Gallego — Enero 28, 2008 @ 6:07 am

  4. Sociedades vivibles

    Reflexiones interesantes sobre nuestra seguridad social, ¿Se exportá a América nuestro modelo?¿Es tan bueno como parece?, os dejo con una frase de Richard Stallman: "La diferencia entre una sociedad vivible y otra que no lo sea es el nivel de …

    Trackbacks por meneame.net — Enero 28, 2008 @ 8:00 am

  5. Ricardo,

    Muy buenos tus comentarios, caí de casualidad en tu sitio porque estoy construyendo mi propio blog y estoy utilizando tu plugin WP-cache.

    Soy de Argentina, hace 4 años que vivo en Nueva Zelanda. Todo se dió mitad de casualidad, mitad planeadamente. Mi destino está atado a NZ porque mi pareja es de acá.

    Una de las cosas que me atrajo a NZ fue su “estándar de vida”. En realidad pasa algo similar a lo que pasa en EE.UU., el sistema de salud deja mucho que desear. De hecho, hace poco fuí de vacaciones a Argentina y me hice atender por el odontólogo de toda mi vida. Previo a dicho viaje tuve que ir a un odontólogo en Nueva Zelanda por una emergencia, y me costo tan caro como un pasaje a Argentina (fue una emergencia, no tuve más remedio).

    Otro tanto pasa con la educación, me refiero más que nada a la terciaria. A pesar de los desastres hechos en Argentina, es el sistema más democrático que conozco. Mi padre era de orígenes muy humildes, sin embargo pudo finalizar su carrera de ingeniero en la Universidad de Buenos Aires, y a pesar de los avatares políticos del país yo y mis hermanos tuvimos una vida menos sufrida que él. Inclusive yo mismo tuve la oportunidad de empezar mi carrera en la educación pública. Por razones personales la terminé en una universidad privada.

    A lo que voy es que muchos países desarrollados no necesariamente son “vivibles” como vos bien decís. Soy profesor de un instituto terciario importante de NZ, los estudios terciarios se pagan. El gobierno otorga préstamos a los estudiantes, pero sigue siendo un “préstamo”. Mi pareja todavía está pagando al gobierno por una carrera que abandonó.

    Nueva Zelanda es un país bellísimo, y con muchas ventajas en comparación con Argentina, pero como en los EE.UU., la educación terciaria y la salud no están al alcance de todos.

    Muy buenos tus artículos, volveré en lo posible a tu sitio.

    Comentario por Pablo Matamoros — Enero 28, 2008 @ 8:23 am

  6. Este verano me diagnosticaron diabetes (a mis 19 años) y pensé mucho en lo que dices en tu apunte. La verdad, no sé que hubiese podido hacer en otro país sin seguridad social. Los medicamentos no son los más caros, pero unos 200 euros al mes seguro que se van. A mi me costará… ¿la décima parte?
    Posiblemente en EEUU o en otro lugar del mundo estaria muerto ya…

    Y después de la sanidad, la educación. Este año he empezado ing. informática en una universidad pública. A la universidad le cuesto 7000 euros (este año) y yo sólo tengo que pagar 850!

    Todo le hace pensar a uno lo afortunado que es a pesar de todo.

    PD: Que la situación esté bien, muy bien, no significa que no pueda mejorar. Véase eliminar costes inecesarios como ejército y monarquía y invertir en aquellos que sí lo merecen sanidad, educación y investigación (es importante avanzar).

    Saludos!

    Comentario por Joan — Enero 28, 2008 @ 9:34 am

  7. Interesante reflexión. Esperemos que cuando llegue el momento de las vacas flacas los políticos no acaben podando todo el sistema…

    Respecto a sociedad vivible y solidaria, cabe señalar la cohesión social y el peso de la familia en España. Es en sociedades individualizadas dónde esos valores han perdido peso. Poniendo como ejemplo Alemania, la familia ha perdido mucho peso y no son pocos los que caen en un pozo de pobreza, tango material como espiritual. El individuo goza ahí de mucha autonomía, pero igualmente de “responsabilidad individual”.

    En Alemania se oye mucho la frase “los amigos los puedo elegir y a la familia no”. Desgraciadamente muchos rompieron demasiado pronto con la familia. En España se oye muchas veces noticias al estilo ha matado a su mujer… Todavía no he oído ninguna de ese tipo en Alemania, pero sí de que madre mató a sus niños o niño murió desnutrido. Resulta chocante, y en un principio pensaría que son casos aislados que igualmente podrían haber ocurrido en otros países. Pero pensándolo más veo que en Alemania los cachorros humanos abandonan el nido familiar como tarde a los 18 años (casi todos), está mal visto quedarse en casa siendo estudiante o al iniciarse al mundo laboral. Son unos nómadas en su propio país en búsqueda de empleo cualificado (que lo hay). Desde luego, es admirable su espíritu individual y curiosidad. Pero lo han lograda asfixiando el término familia.

    Bueno, apelo a una sociedad SOLIDARIA fundamentada en una COHESIÓN SOCIAL en TODOS LOS ASPECTOS.

    Comentario por Zampatortas — Enero 28, 2008 @ 9:38 am

  8. ….aunque sea por puro egoismo. Nunca podrás vivir tranquilo si tu vecino no tiene una calidad de vida aceptable. Nos olvidamos demasiado a menudo de que el objetivo debe de ser crecer como sociedad. Te entiendo, Ricardo. He vivido 3 años en México DF y desde entonces se apreciar cosas que antes no apreciaba.

    Comentario por surco — Enero 28, 2008 @ 10:37 am

  9. Buen artículo. Me alegro de que alguien de buena posición social como usted aún crea en la solidaridad de la Seguridad Social y en la educación pública. De no haber sido por la educación pública y el sistema de becas jamás habría podido haber estudiado una carrera y casi prefiero que me roben la tarjeta de crédito que la de la Seguridad Social. Por estos motivos el índice de desarrollo humano (IDH) de EEUU está por debajo de los países escandinavos. Mientras el lobby sanitario siga haciendo de las suyas mal vamos.

    No soy un fanático ni un idealista del software libre - y probablemente no lo seré mientras mi cutre-modem siga sin conectarme en Ubuntu - pero mi interés pragmático viene del cálculo de estructuras en ingeniería civil. Es increíble que sigamos calculando con programas caros pero tipo caja negra que no se pueden abrir para ver su contenido y descubrir sus chapuzas numéricas. Si no se puede conocer el contenido de un programa de cálculo, la fiabilidad de los resultados y, por ende, la seguridad de la estructuras se convierte en una verdadera cuestión de fe.

    Comentario por xm carreira — Enero 28, 2008 @ 10:49 am

  10. Una pregunta desde mi ignorancia, en todos los países de la UE existe un sistema como la seguridad social de España, ¿no?. ¿Existe la restricción de que un país que se una a la UE deba tenerla?

    Comentario por seiju — Enero 28, 2008 @ 11:46 am

  11. A mi lo que me preocupa es que es el sistema de la seguridad social se esta dejando morir. Es inadmisible las largas listas de esperas, la saturación de pacientes, el estres de los médicos jovenes que ven mucha mejor salida en la privada.

    Todo lo que has hablado gallir esta muy bien, pero creo que como nos descuidemos va ir en retroceso, y van hacer tan inutil la seguridad social como puedan, para que todo el mundo se pase a la privada. Es curioso que siempre hablen de que es muy deficitaria, que si no es sostenible, que si no es rentable (La rentabilidad en este caso se debería medir por el nivel de salud de las personas no por criterios monetarios), pero no hablen lo mismo de TVE ni de las televisiones autonómicas, que parece que les sale más rentable tener un espacio de “proganda electoral” que un espacio “donde velar por la salud de sus ciudadanos”.

    Comentario por karasu — Enero 28, 2008 @ 12:08 pm

  12. Interesante reflexion, aunque se nota la hora a la que la escribiste, sobretodo en los 2 o 3 primeros parrafos.

    Yo por causas de trabajo me empece a interesar por la filosofia del software libre y me parecio muy interesante aunque algunas cosas no me quedaron muy claras y estoy esperando a que haya alguna convencion o charla en zaragoza para poder exponerlas a algun experto con ganas de aclarar algunas dudas a un novatillo.

    Comentario por mazingerz — Enero 28, 2008 @ 1:20 pm

  13. Hace poco me ofrecieron un seguro privado en el trabajo que rechacé, precisamente por los motivos que aquí expones. Yo sospecho que no son baratos por tener una seguridad social potente detrás, sino que lo son para captar clientes y después hacerse imprescindibles. Vengo observando últimamente que, poco a poco, el servicio de la seguridad social se empobrece. Yo por ejemplo tengo un problema en la vista que sólo se puede tratar adecuadamente por lo privado, dado que en lo público no tienen ni el topógrafo imprescindible para evaluar la curvatura de la cornea, y no parece existir la posibilidad de que se doten del mismo en el horizonte.

    Comentario por enhiro — Enero 28, 2008 @ 1:31 pm

  14. Complicado, en cualquier caso, que esas medidas se puedan aplicar en los states de la misma forma que se aplican aquí. El YO allí es mucho más fuerte que el NOSOTROS y eso pesa mucho.

    Consulta: ¿Qué libro de Stallman recomienda?

    Comentario por Edgar Rovira — Enero 28, 2008 @ 1:47 pm

  15. Coincido en muchos puntos con lo que dices Ricardo, pero no veo la necesidad de que ambos sistemas no puedan subsistir conjuntamente ayudándose uno al otro. Me explico, creo que hay que poner énfasis y dedicar todos los esfuerzos necesarios a que exista una seguridad social y una educación pública cuyos mínimos garanticen el bienestar del ciudadano, ahora bien, tampoco veo mal que exista un sistema privado por el cual disfrutes de determinados lujos si así lo quiere el contribuyente a dicho seguro privado. Un ejemplo seria disfrutar de una habitación para ti sola en una recuperación. ¿Qué problema hay en un sistema de este tipo? ¿No crees que uno se ayuda del otro? El sujeto que hace uso de su seguro privado también paga los impuestos de la seguridad social, él obtiene un lujo al pagar un seguro privado pero a su vez beneficia a otro que puede ocupar su lugar en el sistema público…

    Respecto al apunte de reforzar los estudios de tus hijos con clases de inglés porque el nivel del sistema público no es el adecuado, ¿no estás haciendo una especie de educación privada? No todo el mundo puede permitirse llevar a sus hijos a clases extraescolares de inglés, sin embargo tu usas tú derecho ha hacerlo y me parece de lo más loable, pero igual de loable me parece aquel padre que decide que su hijo estudie en un liceo francés, o en una escuela privada.

    No sé si me he explicado demasiado bien. De todas maneras quiero insistir en que estoy muy de acuerdo contigo en varios puntos del texto.

    Saludos,

    Comentario por oksi — Enero 28, 2008 @ 1:54 pm

  16. Si, es curioso que los sistemas de seguridad social europeos actuales (incluido el español) tengan su origen en los fascismos. También el sistema cubano está inspirado en una ideología “solidaria” pero en este caso de tipo comunista.

    Todo esto lo digo porque a veces da la impresión de que las cosas son gratuitas, cuando en realidad son el resultado de los sufrimientos y esfuerzos que han realizado otros antes que nosotros.

    Por desgracia, nada es tan sencillo.

    Saludos.

    Comentario por Pere — Enero 28, 2008 @ 2:01 pm

  17. La verdad que la seguridad social deja bastante, bastante que desear. Hace unos meses quería pedir cita para el dermatólogo, por un bulto extraño (que vete tú a saber qué es), me dieron cita para dentro de 4 meses (!¡). Quizá ya las haya pichao para entonces, psss… así tendrán hueco para otro ese día. Todo sea por la sociedad, ¿no?

    Comentario por blaxter — Enero 28, 2008 @ 2:17 pm

  18. Si no hay nadie que le lleve la contraria a Ricardo, este no parece un post suyo, donde estan los comentarios del tipo “Ricardo creo que te equivocas..” :p

    Buen apunte, ;)

    Comentario por Mort — Enero 28, 2008 @ 3:02 pm

  19. Supongo que la solidaridad depende del grado de confianza mutua entre las partes implicadas. Si ves al vecino como un potencial enemigo y preparas tu pistola por si las moscas difícil dar el salto a un procomún como la seguridad social… tal vez si que esté cambiando algo en Estados Unidos.

    Comentario por Carlos Seda — Enero 28, 2008 @ 3:50 pm

  20. Completamente de acuerdo contigo. Soy madrileño pero vivo en Ecuador, y no veas si he notado esa diferencia en cuanto a la seguridad social. Aquí no es universal. De hecho, si tu patrón no “aporta” y no ha pagado sus deudas, no te atienden, o si lo hacen luego te cobran. Eso te hace vivir en una incertidumbre permanente y, cuando simplemente te da un resfriado, te echas a temblar esperando que no sea algo peor que no pueda soportar tu bolsillo. Vamos, que te preocupa más tu bolsillo que tu cuerpo.
    Estuve en España hace tres años y en ese viaje tuve una luxación en el pie. Sin ningún problema fui a un ambulatorio, me atendieron y hasta me dieron medicinas. Y sin enchufe, ojo.
    Aquí, tuve un pequeño susto y tuve que hacerme unos exámenes generales y algunos del corazón. En total, con consulta y exámenes, la broma me salió por más de $100, y eso que tuve que recurrir a los servicios más baratos. Si consideramos que el sueldo mínimo aquí es de $190, que no todo el mundo lo tiene (yo no llego a doblarlo) y que algunos medicamentos son carísimos, una enfermedad te puede cambiar la vida llevándote a la ruina. Por suerte, hay algunos servicios de apoyo, como médicos que tienen turnos de servicio social en consultorios donde los precios son más bajos. Pero no es igual a la seguridad social española, que no deja de ser un colchón en el que puedes caer tranquilamente en caso de una emergencia.

    Comentario por Iván Lasso — Enero 28, 2008 @ 3:54 pm

  21. Ricardo,

    Siempre ha existido un conflicto entre solidaridad, mercado, gestión pública y demás conceptos que están enlazados entre sí.

    Te recomiendo a Stiglitz y su ‘Economía del Sector Público’, en el que te plantea el porqué los Estados deben invertir en qué cosas y porqué los costes de las mismas.

    Habla de Seguridad Social, pero también lo hace de Educación, de Investigación, Medio Ambiente, incluso de Defensa.

    Un must-have.

    Un saludo.

    Comentario por Pablo Pérez — Enero 28, 2008 @ 6:12 pm

  22. “grado de solidaridad institucionalizado”
    Llevo trabajando para el Consell de Mallorca 4 meses, todavía no hemos visto ni un duro (nos proemetieron par enero), no tenemos contrato y encima dicen que no saben cuando cobraremos.
    ¡¡ Viva la solidaridad institucionalizada !!

    Comentario por hmm — Enero 28, 2008 @ 10:47 pm

  23. Stallman por Gallir: Sociedades vivibles

    He estado leyendo a Ricardo Gallir (fundador de Menéame), hablar de una frase que dice Stallman y me parece muy acertado el enfoque de ambos en este tema.

    Sociedades vivibles

    “La diferencia entre una sociedad vivible y otra que no lo sea es el niv…

    Trackbacks por trastear — Enero 28, 2008 @ 11:31 pm

  24. Fantástico artículo.
    Me da miedo como se va desvirtuando la seguridad social española y además se va privatizando… es algo que acabará destrozando nuestro mal construido sistema social

    Comentario por vitaoccidens — Enero 29, 2008 @ 12:08 am

  25. Hay dos posturas extremas claras:

    - Una economía altamente intervenida por el Estado, como pasaba en los antiguos regímenes comunistas, que por muy idealista que sea y apele a valores de igualdad y solidaridad, no cuadra con la naturaleza del ser humano, más depredadora, y acaba con corrupción y estancamiento de la economía por falta de incentivos.

    - Una economía altamente liberal (económicamente hablando), donde las únicas reglas del mercado imperen a sus anchas y la ley del más fuerte (a menudo del más acaudalado y no necesariamente el mejor) sea la pauta, que lleva a una sociedad insolidaria, intolerante y poco “vivible”, como dices en tu post.

    En medio de estas posturas está lo que tenemos hoy en Europa, y realmente lo que estamos haciendo es un pequeño balanceo entre posturas un poco más a favor de la intervención del Estado en los beneficios sociales, o un poco menos, pero dentro de unos parámetros a todas luces razonables, teniendo en cuenta lo que hay en otros sitios como EE.UU.

    En India me comentaban que si alguien enfermaba de gravedad en la familia, tenían que vender el coche, la moto, o lo que tuvieran a mano. Es desolador ver como en países económicamente fuertes esto es exactamente igual.

    A veces somos tan miopes de auto-flagelarnos y no valorar lo que tenemos, como esto, que es realmente grande (muy típico de nuestra propia idiosincrasia) y echarnos los trastos los unos a los otros de forma absurda (muy típico de nuestra historia).

    Muy oportuno el post, podría abrir un amplio y laaargo debate.

    Comentario por esmiz — Enero 29, 2008 @ 12:19 am

  26. El estado, el utópico, el que nos venden, no debería garantizar sólo salud, sino también comida, vivienda, y ropa. Eso debería tener asegurado cada ciudadano por nacer sin hacer nada. Sino, ¿para que coño queremos un estado? No es un regalo, toda la riqueza, todo el poder del estado emana de nosotros. Esos vienes básicos nos los damos nosotros, no es un regalo del estado.

    Si me voy a creer el rollo del estado y el ciudadano, imagino un futuro donde los elementos básicos de subsistencia son garantizados por el estado según un estandard que mejorarían y aumentarían a medida que mejora la producción debido a la tecnología, y luego los “lujos”, tener coche en vez de transporte publico, un portatil en vez de una terminal en un local publico… ropa a gusto en vez de los pantalones estandard estatales, se conseguirían en base a un sistema de esfuerzo personal como el sistema actual.

    Actualmente en vista del aumento de producción de bienes en los últimos siglos, recibimos sobras. Las sobras de lo que NOSOTROS producimos. Que la mayoría del planeta reciba menos sobras no es un consuelo.

    Por desgracia me cuesta creer en la utopía del estado visto el panorama.

    Comentario por nchi — Enero 29, 2008 @ 12:48 am

  27. Shhhttttt… Sr. Galli, cuidado con estos posts y el efecto llamada… a ver si ahora en lugar de venir inmigrantes sanotes a trabajar van a empezar a llegar los enfermos para curarse… ;-)

    Comentario por Alfredo — Enero 29, 2008 @ 10:03 am

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Blog de WordPress.com.